jueves, 26 de septiembre de 2013

MI GRAND NATIONAL

El Grand National no es una carrera normal. En paralelo a ella también corren las ambulancias que asisten a los múltiples jinetes que se caen. En 1988 yo iba en una de esas ambulancias. Lo hice en calidad de ayudante de médico; lo que viene a ser un españolito, estudiante de medicina, que en verano va a Inglaterra a practicar inglés y se apunta como voluntario a todo. En uno de los obstáculos tuvimos que parar varias ambulancias debido a una caída masiva. Salí corriendo para atender a un jinete, un hombrecillo vestido de verde y amarillo que había quedado inconsciente sobre la hierba. Fue tal mi celo profesional que quise llegar antes que ninguno, pero tuve la mala suerte que calculé mal el número de participantes que aún quedaba por saltar. Un caballo sin jinete apareció de pronto sobre el seto. Juro que lo vi volar. Luego ya no recuerdo nada más. Desperté en mi propia ambulancia, tumbado en una camilla junto al jinete. Al verme con bata blanca sonrió y me preguntó con ironía británica a qué cuadra pertenecía. Y yo, para no contestarle, me hice el muerto.

 http://www.youtube.com/watch?v=Hib34fffwvE

2 comentarios:

  1. Vaya ¿eres el jinete de bata blanca que parecía muerto al llegar al hospital, y que enterramos en el acto? Pues sí que simulas bien...
    Abrazos, siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazo, Amando. Nos veremos pronto. Saludillos.

      Eliminar